Month: March 2016

¡Feliz día de pi (redondeado)! ya pasado

π = 3,1415926535897932384626433832795028841971693993751058209749445923078164062862089986280348253421170679821480865132823066470938446095505822317253594081284811174502841027019385211055596446229489549303819644288109756659334461284756482337867831652712019091456485669234603486104543266482133936072602491412737245870066063155881748815209209628292540917153643678925903600113305305488204665213841469519415116094330572703657595919530921861173819326117931051185480744623799627495673518857527248912279381830119491298336733624406566430860213949463952247371907021798609437027705392171762931767523846748184676694051320005681271452635608277857713427577896091736371787214684409012249534301465495853710507922796892589235420199561121290219608640344181598136297747713099605187072113499999983729780499510597317328160963185950244594553469083026425223082533446850352619311881710100031378387528865875332083814206171776691473035982534904287554687311595628638823537875937519577818577805321712268066130019278766111959092164201989

Hoy es 14 de marzo, el día de pi. Y el año pasado por estas fechas se dijo que fue el mejor día de pi del siglo porque las cifras de mes-día-año (que es como lo hacen los anglosajones) coincidían con los de la numérica constante: 3/14/15.

Este año podríamos decir que es mejor día de pi redondeado del siglo porque ese …159… suele convertirse a 16 dejando π en el conocido 3,1416. Curiosamente mucha gente cree que pi es simplemente eso y que en esos cuatro tristes decimales termina, aunque en realidad sus decimales son infinitos.

A continuación, un recordatorio de algunas cosas que puedes aprovechar para hacer hoy…

# Enlace Permanente

Estudio: las mujeres son mejores programando («siempre que no se sepa que son mujeres»)

Harlem Women Code (CC) Sebastian Delmont @ Flickr

En The Guardian publican un artículo en el que explican los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores sobre el repositorio de código GitHub en el que han concluido que las mujeres son mejores programando, al menos si se tiene en cuenta las aprobaciones de código por parte de otros programadores (en la jerga: pull requests) que pueden considerarse como una forma de validación de su efectividad y calidad.

Lo curioso del asunto es que aunque su «ratio de aceptación» es mayor que el de los hombres (78% frente a 74%) esto sólo sucede cuando los datos de su perfil no permiten identificar que se trata de una mujer; en el resto de los casos su aceptación es igual que la de los hombres. Para asegurarse del sentido de estos sesgos emplearon una muestra de 3 millones de envíos de código, en los 10 lenguajes más populares y eliminando todos los demás factores (tamaño del código enviado, tipo de programas) vieron que en todos los casos la situación es la misma.

Pese a que la diferencia es pequeña esto viene a decir que la injusticia está ahí: si el apodo o nombre utilizado en el perfil permite identificar el sexo de quien envía el código como «mujer» su ratio de aceptaciones será más bajo que si utiliza un nombre neutro.

Según explican en el artículo esto ha arrojado cierta sombras sobre el concepto ideal de meritocracia en GitHub, algo que tampoco es nuevo pero que ahora ha quedado confirmado con todo detalle.

Actualización: Scott Alexander de Slate Star Codex apunta algunos datos sobre por qué el estudio (y lo poco que se sabe de él) puede no ser muy fiable, tener otros sesgos o no ser realmente significativo Before you get too excited about that GitHub study…

.

{Foto: Harlem Women Code (CC) Sebastian Delmont @ Flickr}

Relacionado:

# Enlace Permanente

Las cuatro grandes barreras para el acceso a Internet en 2015 según Facebook

Cuadro resumen del estudio

Facebook acaba de publicar los datos de su estudio de acceso a Internet en todo el mundo en 2015, cuyos resultados se pueden leer en State of Connectivity 2015: A Report on Global Internet Access.

El resumen es que entre 2014, año en el que se hizo por primera vez, y el que acaba de terminar, ha aumentado el número de personas que usan Interet, pero aún queda un 57% de la población mundial que no está conectada.

Las cuatro grandes barreras para ello son, al menos según el estudio de Facebook:

  • Disponibilidad, o la proximidad de las infraestructuras necesarias para disponer de acceso a Internet: 300 millones más de personas tienen acceso de banda ancha a Internet en 2015 que en 2014.
  • Asequibilidad, o el coste del acceso comparado con los ingresos: 500 millones más de personas que a finales de 2013 pueden ahora permitirse 500 MB al mes.
  • Relevancia, o el que la gente tenga algún motivo para conectarse, como por ejemplo que haya contenidos interesantes en su lengua; en este sentido Facebook ha identificado 55 lenguajes que tienen al menos 100 000 páginas en la Wikipedia.
  • Preparación para conectarse a Internet, lo que dividen en habilidades básicas de leer y escribir (1000 millones de personas carecen de ellas), saber y entender lo que es Internet (más de dos tercios de las personas que no usan Internet en países en desarrollo no entienden lo que es), y en la aceptación social y cultural de esta (las mujeres en países en desarrollo tienen un 25% más de posibilidades de no estar conectadas que los hombres).

Así que aunque las cosas van mejorando, aún queda una importante brecha digital contra la que luchar: 4100 millones de personas aún no están, por unos motivos u otros, conectadas a Internet. Lo de los nativos digitales «ya tal».