Los hornos del mundo están quemando alrededor de 2.000.000.000 de toneladas de carbón al año. Cuando el carbón se quema agrega anualmente cerca de 7.000.000.000.000 de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. Esto tiende a convertir el aire en una envoltura más efectiva para la tierra y a elevar su temperatura. El efecto puede ser considerable en unos pocos siglos.

Donde “unos pocos siglos” en realidad ha sido apenas un siglo. Esta noticia de hace 106 años —publicada el 14 de agosto 1912 en el Rodney and Otamatea Times— que alertaba del riesgo de quemar combustibles fósiles están confirmada como real por Snopes.

Una investigación más profunda revela que el texto de esta noticia tiene sus orígenes en el número de marzo de 1912 de Popular Mechanics, donde apareció como subtítulo en un artículo titulado “Remarkable Weather of 1911: The Effect of the Combustion of Coal on the Climate — What Scientists Predict for the Future.”

Vía Reddit.