Este cortometraje de Casey Cavanaugh titulado Peripheal busca el mérito de la originalidad: la película transcurre completamente a través del visor de una cámara Hasselblad 500c/m, de modo que es una especie de «película dentro de la película». Además tiene un tema un tanto autorreferente: la pérdida de contacto con los seres queridos por estar todo el día tomando fotos.

La peliculita «interior» está sin duda muy bien pero es palpable que resulta casi imposible abstraerse de lo que sucede «en el exterior», imágenes que están rodadas con una Sony a7s y luego editadas con Premiere Pro y Lightroom.

Quizá el contraste entre lo antiguo y en blanco y negro de la Hasselblad y los vívidos y detallados colores del MundoReal™ sea parte de la gracia. En cualquier caso el resultado es tan meritorio como interesante.

(Vía PetaPixel.)