Un equipo de ingenieros del MIT han desarrollado lo que llaman «el material más negro existente hasta la fecha», más negro que el Pantone Black, más negro que el alma de un spammer, más negro que la negrura misma y que la sangre del Yibb-Tstll de Lovecraft.

Lo curioso es que este material es más negro incluso que el famoso Vantablack®, que absorbe el 99,96% de la radiación lumínica, que a su vez era más negro que el crearon en la Universidad de Rice (99,9%) e incluso más que la muestra de carbono que se utiliza en los centros de certificación para medir la «negrura». De esta nueva creación dicen que absorbe el 99,995 por ciento de la luz, por lo que es diez veces más negra todavía.

La demo de este material, compuesto por microfilamentos en forma de nanotubos de carbono, puede verse en el vídeo de Amaze Lab y en vivo en el edificio de la Bolsa de Nueva York en forma de montaje artístico, y se llama The Redemption of Vanity: un diamante pintado de este negro negrísimo.